”PUERTA VIOLETA” UN MODELO EXITOSO DE ATENCIÓN PARA MUJERES VIOLENTADAS: OLGA SÁNCHEZ CORDERO

“Puerta Violeta” es el nombre que recibe la Unidad de Atención Multiagencial para las Mujeres víctimas de violencia ubicada en el municipio de Escobedo, estado de Nuevo León.

“Puerta Violeta” el modelo de atención que propone la Secretaría de Gobernación (Segob) en lugar de los refugios de organizaciones civiles que atienden a mujeres sus hijos e hijas en situación de violencia extrema, no sustituye los servicios ni garantiza la alta protección que han garantizado los espacios de la Red Nacional de Refugios (RNR).

“Puerta Violeta” es el nombre que recibe la Unidad de Atención Multiagencial para las Mujeres víctimas de violencia ubicada en el municipio de Escobedo, estado de Nuevo León. Fue inaugurado en septiembre de 2018 y lo operan en coordinación la organización civil “Alternativas Pacíficas” y el gobierno estatal.

Cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la Segob tendría la rectoría de los refugios para mujeres víctima de violencia, la titular de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, colocó a “Puerta Violeta” como un modelo exitoso de atención para mujeres víctimas de violencia y planteó la posibilidad de replicarlo en todo el país.

“Pretendemos tener un modelo tipo Escobedo, Nuevo León, para todos los municipios del país y para que todos los municipios tengan esta política pública de espacios para que las mujeres estén libres de violencia”, dijo entonces Sánchez Cordero.

La organización “Alternativa Pacífica” que opera “Puerta Violeta” lleva 23 años trabajando en la atención y protección de mujeres. Inauguró en 1996 en Nuevo León el primer refugio en México y su fundadora, Alicia Leal Puerta, se ha unido al equipo de Sánchez Cordero para dirigir el Instituto Nacional para el Federalismo y Desarrollo Municipal, dependencia descentralizada de la Segob.

¿QUÉ ES PUERTA VIOLETA?

La Red Nacional de Refugios (RNR) en un comunicado, explicó que la atención en “Puerta Violeta” consiste en que las mujeres tengan un primer contacto con una policía especializada en violencia de género, quienes las llevan a este centro para que sean orientadas y de ser el caso, canalizadas a un refugio.

La RNR sostiene que en efecto, la labor que realiza este espacio es importante porque ofrece asesoría jurídica, psicológica y de trabajo social a las mujeres. Es decir, “Puerta Violeta” funciona más como un Centro de Justicia para las mujeres, no como un refugio, por lo que no sustituye, sino complementa, el trabajo profesional que han realizado los refugios manejados en su mayoría por las organizaciones de la sociedad civil, señala la Red.

De acuerdo con información del gobierno de Nuevo León, para la creación de “Puerta Violeta” se invirtieron 2 millones de pesos, y además de la organización “Alternativas Pacíficas”, participan en su funcionamiento otras instancias como el Instituto de las Mujeres local y la Unidad de Atención a Víctimas de Seguridad Pública de Escobedo.

La RNR recalcó que si algo ha distinguido a los refugios que son llevados por las organizaciones civiles, es su confidencialidad y alta protección a las víctimas, sus hijos e hijas. En comparación con el esquema de atención de “Puerta Violeta”, que implica el acercamiento a la policía en la primera atención, la RNR sostiene que las mujeres en los refugios han señalado que primero buscan encontrar paz, protección y atención integral en los refugios, y después, si lo desean, iniciar un proceso de denuncia.

La RNR estima que 50 por ciento de las mujeres atendidas en alguno de sus espacios refieren haber acudido para ser atendidas en al menos cuatro instancias gubernamentales de justicia en donde recibieron maltrato, incredulidad de sus dichos y nula protección. Además, varias de ellas huyen de agresores que son policías, servidores públicos e integrantes del crimen organizado.

Ante la propuesta de la Secretaría de Gobernación, la RNR recuerda a las autoridades que la atención a las mujeres que enfrentan violencia extrema va más allá acciones puramente policiacas y de justicia, requieren un proceso de sanación integral y restitución de derechos, reparación de año y servicios integrales.

La Red de Refugios también manifestó su preocupación porque el gobierno de López Obrador no se ha acercado a las mujeres que se encuentran en los refugios del país para preguntarles qué desean, cómo ven la propuesta de que la policía esté involucrada y que el gobierno sea el único que opere los espacios que por ahora les han garantizado su protección.

Así, la Red conformada por 41 refugios y 39 centros de atención externa a lo largo del país, tampoco ha tenido comunicación con la Segob a quien ha enviado varias solicitudes para dialogar respecto al modelo de atención a mujeres víctimas de violencia que están proponiendo.

La directora de la Red Nacional de Refugios, Wendy Figueroa, ha informado a Cimacnoticias que este año les aseguraron que el subsidio que da el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva a los refugios de agrupaciones civiles y estatales está asegurado pero las incertidumbres prevalecen sobre qué ocurrirá con estos espacios.

Top
A %d blogueros les gusta esto: