La Ruta del Pulque, al Rescate de Importante Tradición en Atizapán

Por Evelia Barrón/

Con la finalidad de rescatar una importante tradición entre los atizapenses, que durante varios años formó parte de las actividades productivas del municipio, se creó “La Ruta del Pulque”, paseo histórico-cultural, que nos lleva a hacer un recorrido por los  sitios más emblemáticos de este municipio, que vio nacer al ex presidente Adolfo López Mateos, y que ahora se  plantea revalorar el consumo de la también llamada “bebida de los dioses”, en las 18 pulquerías que hoy se suman a este proyecto.

Arturo Trueba, cronista municipal hizo un poco de historia: ”En Atizapán,  una de sus actividades nativas era la cosecha de magueyes y la producción de agua miel y pulque, pero la llegada de asentamientos humanos; colonias  y fraccionamientos, acabaron con los magueyes, se sembraron casas”. Ya no hay magueyes, pero existen 18 pulquerías que ofrecen una buena botana y un fresco y afrutado tarro de pulque de una gran variedad de sabores.

Para el regidor  Celso Domínguez, de la Comisión Edilicia de Cultura,  con la ruta del pulque se pretende revalorar el consumo de esta bebida que cada vez está ganando más adeptos, entre ellos muchos jóvenes que hoy ya degustan un buen tarro de pulque. Recordó que en la Feria del Pulque, que se realizó en octubre del año pasado, se consumieron más de 15 mil litros y hubo una gran cantidad de chicos.  “Es parte del rescate de la cultura  de los atizapenses”, resaltó.

Javier  Blázquez, de la dirección de  Desarrollo Económico, señaló que con este programa se está haciendo un esfuerzo por rescatar las tradiciones culturales de los habitantes de Atizapán, por lo que se les están otorgando incentivos a los negocios que salgan de la clandestinidad y se regularicen en la venta de pulque; el permiso será gratuito y les permitirá tener mejores ganancias. Precisó que entre 18 a 20 empresarios están interesados en el proyecto de rescatar las pulquerías y que la tendencia, así como el tequila tuvo su momento, luego el mezcal, ahora viene el tiempo del pulque.

El recorrido de “La Ruta del Pulque” inicia con una visita al museo Adolfo López Mateos, que ahora está  en rehabilitación, pero nos permitieron pasar y conocer un poco de  la historia del que fuera el antiguo palacio municipal desde 1874 hasta  1984. Posteriormente el edificio se  convirtió en  museo, hasta hoy en día, donde se conserva un importante acervo de la vida  y obra del ex presidente de México. Juan Mendoza, director del museo, amablemente explica que está en rehabilitación para albergar el mural  que representa toda la obra del ex mandatario  López Mateos, la expropiación de la energía eléctrica y la creación del sistema de seguridad social para los trabajadores mexicanos.

También, el mueso exhibe los automóviles -un  falcón  1959  y  el olsmobile gris, modelo 1960-  que utilizó Adolfo López siendo estadista de México.

Ahí mismo, en el jardín del kiosko enfrente del museo, donde se encuentra una escultura en honor del  mechalero,  Arturo Trueba, nos  narra que este personaje era central en la producción del pulque,  bebida a la que se le atribuyen propiedades vitamínicas. “A parte de dar agua miel, que fermentada  hace el  pulque, del maguey se aprovechaba también el mechal, una especie de fibra comestible que se usaba junto con el maíz para hacer tortillas, comerlo como dulce y también elaborar artesanías”.

Continuando con la ruta, visitamos la Iglesia de San Francisco de Asís, la más Antigua del municipio y que alberga al Santo patrono que hoy festejan los atizapenses los días cuatro de octubre.

Finalmente,  llegamos a la “Pulquería de Barrio”, en la colonia  Barrio  Norte. Ahí, su  propietario Javier Barrios Mendoza, nos explicó que a un año de haber abierto su negocio, se han  tenido exposiciones y música. “Ofrecemos un lugar donde además de tomar un buen pulque se apoye la cultura. Retomamos un concepto que era una tradición en este municipio y que esperamos se consolide con los empresarios que le estamos apostando al pulque, el cual traemos de los magueyes de  Apán, Hidalgo, con una preparación de frutas naturales”. “De que le servimos: de mango, piña con apio, avena, queso, piñón,  vino tinto o natural para quien lo prefiera…”

Top
A %d blogueros les gusta esto: