Falta de Oportunidades Laborales y Educativas son Factores que Influyen en la Delincuencia Juvenil

 

DIP KAREN HURTADO ARANA 1La realidad que viven a diario los jóvenes al no tener acceso a los servicios de salud, al sufrir desempleo y enfrentar la falta de oportunidades educativas, revelan que las políticas gubernamentales a nivel nacional y estatal no han dado los frutos deseados, así lo señaló la diputada federal, Karen Hurtado Arana.
La también Secretaria de la Comisión de la Juventud en la Cámara de Diputados, informó que de acuerdo al último reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los mal llamados ninis, aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan, aumentó en México en los últimos años.
En el Reporte Panorama de la Educación 2015, la OCDE indica que en 2014 el 25 por ciento de los jóvenes de 20 a 24 años no estudiaba ni trabajaba, mientras que en su reporte de 2012 esa situación afectaba sólo a un 22 por ciento de esa población, es decir, hubo un aumento en este rubro, enfatizada principalmente por la situación económica en que viven.
El reporte indica que en el Estado de México, de alrededor de 15 millones de habitantes, al menos 60 por ciento son jóvenes cuya realidad es la marginación, exclusión, desempleo, deficientes oportunidades educativas, segregación social y económica, inseguridad, violencia, crimen organizado, y ya ni hablar de la cultura y el deporte.
Asimismo, de ese total de jóvenes mexiquenses, sólo el 47 por ciento trabaja, el 26.7 por ciento estudia, el 15.5 por ciento no estudia ni trabaja y el resto se dedica a labores domésticas; bajo este esquema son fácilmente susceptibles de incurrir en actividades poco lícitas y en el peor de los casos, ser “caldo de cultivo” para la delincuencia organizada, añadió la legisladora Hurtado Arana.
Recalcó que el Estado de México es la entidad que tiene más jóvenes de 12 a 29 años que no estudian ni trabajan, mejor conocidos como “ninis”. En términos porcentuales, la entidad mexiquense concentra el 15.5 por ciento de todos los “ninis” que hay en el País.
A mediados del 2014, en suelo mexiquense ya se habían organizado 15 feria del empleo en las que se ofertaron 23 mil vacantes, pero solo 4 mil 200 se colocaron de manera formal. En ese momento, más de 160 mil jóvenes andaban en busca de un empleo.
El estado de México, registra el 7.3 por ciento de desempleo juvenil a nivel nacional. De acuerdo a un estudio de Previsión Social de la Secretaría del Trabajo mexiquense.
Son cifras frías pero que revelan un panorama poco alentador para los jóvenes y recientes estudios señalan que en México, alrededor de 12.2 millones de jóvenes se encuentran en situación de vulnerabilidad en cuanto que tienen dificultades para acceder a un trabajo digno en el que tengan posibilidades de desarrollarse, con buen salario y seguridad social, además de ser reconocido laboralmente.
La diputada agregó que en el rubro de la educación, esta es una asignatura pendiente, pues las cifras de jóvenes rechazados a nivel medio y medio superior evidencian la falta de oportunidades, para quienes desean continuar sus estudios.
Lamentablemente ya se ha hecho costumbre que jóvenes rechazados por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), se manifiesten frente al edificio de la rectoría para solicitar un espacio dentro de las escuelas preparatorias y la propia universidad, tras presentar examen de admisión y no obtener un lugar.
Los jóvenes explican que al ser rechazados y enfrentarse a una segunda y tercera ronda, es una forma de exclusión y lucro de la educación, ya que tienen que pagar por los exámenes cada vez que los presentan, sin posibilidad alguna de ingreso, lo que conlleva a que muchos de ellos terminen por abandonarlos por no tener esa capacidad económica, concluyó la diputada Karen Hurtado Arana.

Top
A %d blogueros les gusta esto: