Desempleadas 18 Porciento de las Jóvenes Latinoamericanas

 

Mujeres-desempleadas-en-latinoamericaCimacnoticias/ Ser mujer, joven y tener una carrera universitaria no garantiza la competitividad equitativa entre los sexos en el mercado laboral, ya que a nivel mundial 76 por ciento de las personas desempleadas son mujeres.

De acuerdo con la investigación “¿Mujer y joven, un doble golpe?”, realizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a pesar de los cambios en las políticas públicas a favor de las mujeres en los 32 países en los que se realizó el estudio, las cifras siguen siendo contundentes: ellas tienen menos oportunidades de tener un trabajo formal y bien remunerado.

Por ejemplo en América Latina (AL), 18 por ciento de las universitarias de entre 19 y 29 años de edad están desempleadas, contra el 8 por ciento de los hombres que realizaron los mismos estudios.

Además, los varones tardan un promedio de 6.9 meses para obtener un empleo, en comparación con las mujeres, quienes tardan más de 7.08 meses para ser contratadas.

A nivel mundial la tendencia no cambia. Por ejemplo en Medio Oriente, cerca de 50 por ciento de las mujeres están desempleadas sin importar su grado de estudios, en comparación con 20 por ciento de los hombres.

Para las mujeres, otro factor que incide en el acceso al empleo es la maternidad. El hecho de tener hijas o hijos para los hombres es un detonante para obtener un empleo, sin embargo tiene un efecto opuesto para las mujeres: sólo 45.9 por ciento de madres jóvenes trabaja, comparado con 83.6 por ciento de los hombres.

Bajo esta perspectiva, ellas tienden a tomar empleos de medio tiempo o dedicarse al trabajo informal para realizar sus actividades como madres, a la par de aportar económicamente para la familia.

Pero no todo el panorama es desalentador: las cifras han cambiado a lo largo de los años. En AL se detectó un aumento en las tasas de ocupación para las mujeres entre 1991 y 2014, al pasar de 41.03 por ciento a 50.86 por ciento.

En el mundo también se detectó que a mayor nivel educativo, las mujeres tienen más oportunidades de obtener un empleo formal, pues las personas con educación universitaria tienen 1.9 veces más oportunidades de obtener un empleo, en comparación con las que sólo tienen educación básica.

De acuerdo con la OIT, los roles de género, el matrimonio a edades tempranas y el embarazo en adolescentes también afectan a las mujeres para competir en el ámbito laboral a la par que los hombres, ya que deriva en exclusión social.

Top
A %d blogueros les gusta esto: