Benefician Comedores Comunitarios a más de 8 mil Personas en Zonas Vulnerables de Ecatepec

+ Más de 700 voluntarios atienden estos espacios para contribuir a la buena alimentación de las personas de escasos recursos/

 Todos los días, el aroma de la sopa de fideo que cocina Rosa María González inunda el Comedor Comunitario que instaló en su casa para ayudar a más de 60 personas. Este lugar se encuentra en la colonia Alfredo del Mazo y en él decenas de vecinos de escasos recursos encuentran el sazón de esta cocinera, el sabor de hogar.

Rosa María recuerda que  hace cuatro años, cuando regresaba de uno de sus tratamientos para enfrentar el cáncer de colon, integrantes de la parroquia de su colonia cocinaban para los enfermos, y ella era beneficiada con esos alimentos, ya que su economía apenas le permitía financiar sus sesiones de radioterapia, por lo decidió sumarse a este programa, en apoyo a su comunidad.

Ahora que venció el cáncer, Rosa es una de las de las 740 personas que trabajan de manera voluntaria en los Comedores Comunitarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol),  que forman parte  de la Cruzada Contra el Hambre, pues desde hace un año, con el apoyo los gobiernos federal y municipal, logró instalar el comedor en su casa.

“Además de practicar una de mis habilidades que es cocinar, ahora ayudo a las personas, por algo sigo viva, yo me siento muy contenta, debemos apoyarnos unos a otros, si todos nos apoyáramos este México cambiaría y sería diferente”, dijo.

Indalecio Ríos Velázquez, presidente municipal, informó que a través de los comedores comunitarios, en Ecatepec son atendidos más de 8 mil vecinos, de los cuales, mil 821 son niños, 489 embarazadas, mil 430 adultos mayores,  367 lactantes, el resto son hombres y mujeres de zonas de atención prioritaria.

“Para continuar con el buen funcionamiento de los comedores, la administración local supervisa la infraestructura de los 77 con los que contamos en la localidad, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de los espacios destinados para la alimentación de nuestra población vulnerable”, dijo.

El  menú  que ofrecen en los espacios tiene un costo  de recuperación de 10 pesos, que  es destinado para abastecer  de gas y complementar los insumos de las dietas, como pan, tortillas, verduras y frutas.

Doña Rosa asegura que cocinar es terapéutico y motivante, porque aunque todos los días se levanta a las cinco de la mañana, el saber que con su esfuerzo contribuye a que personas en estado vulnerable tengan acceso a una sana nutrición, a  bajo costo, es una satisfacción.

Destacó que para operar el comedor, personal de la Sedesol la capacitó  para el manejo adecuado de los alimentos –limpieza y cocción- y para el correcto balance de éstos,  sin embargo  el sabor de los platillos era simple por lo que ella comenzó a agregar su sazón para que los comensales salieran contentos.

 “Yo creo que todas las mujeres sabemos cocinar. Las recetas que nos  dieron los chefs eran simples, por eso les agrego mi toque, especies y condimentos, pero sobre todo amor y dedicación”, dijo. 

Para mayor información de la ubicación de los Comedores Comunitarios comunicarse al 5770-2673 de la Dirección de Desarrollo Social o acudir a las oficinas ubicadas en calle Del Sol Norte, colonia San Cristóbal Centro.

Top
A %d blogueros les gusta esto: