Atizapán Festeja Día Internacional de la Lengua Materna

+ Con danza, música, poesía y canto en Otomí, Náhuatl, Zapoteco y Triqui

A través de la danza, música, poesía y canto en otomí, zapoteco, náhuatl y triqui, el gobierno de Atizapán de Zaragoza celebró el Día Internacional de la Lengua Materna en el Mausoleo Adolfo López Mateos, donde dio se dio a conocer la cultura y la lengua de las etnias indígenas originarias de este municipio.

Al dar las palabras de bienvenida, la regidora y presidenta de la comisión edilicia de Asuntos Indígenas, Silvia Nava López, apuntó la importancia de preservar las lenguas maternas, de lo contrario, se perderá para siempre una parte insustituible del conocimiento, pensamiento y visión del mundo.

“Las lenguas son el instrumento de mayor alcance para la preservación y el desarrollo de nuestro patrimonio cultural tangible e intangible. Al perderlas, también se van recursos educativos valiosos para lograr una mejor convivencia entre los pueblos y las personas de todas las razas y colores”.

Acompañada de la edil Maricela González, Nava López señaló que toda iniciativa que preserve y difunda las lenguas maternas es fundamental, toda vez que no sólo servirá para incentivar diversidad y educación, sino para crear mayor conciencia sobre las tradiciones lingüísticas culturales de cada rincón del mundo. 

“Por ello, Atizapán de Zaragoza continuará esforzándose por rescatar nuestras tradiciones y raíces de nuestro querido México”.

Durante este sábado, el gobierno de Atizapán conmemoró el Día Internacional de la Lengua Materna, proclamado por la UNESCO cada 21 de febrero desde 1999, con actividades artísticas, culturales para toda la familia.

Niños triquis integraron la escolta para realizar los honores al lábaro patrio; se ofrendó una ceremonia prehispánica; hubo marimba, bailables folclóricos por parte de los grupos Citlalmina y Yetzalli; bailable Flor de Piña y música La Milpa de la comunidad Triqui, y canción en náhuatl “Tu madre y tu padre lloran”.

Además se presentó el coro de niños con canciones en otomí y náhuatl; danza ancestral prehispánica; exposición de pigmentos ancestrales “Tlapanochestli”; canciones y poesía en Zapoteco por Lucía Santos; exposicióndel significado Huipil Triqui por Paula Miguel Blas; cantos ancestrales del grupo Huitzillin y demostración de curación ancestral por el Consejo Indígena de Atizapán. 

Asimismo, los asistentes pudieron disfrutar de la venta de gran variedad de artesanías, bebidas espirituosas y prehispánicas, como el tejate, originaria del valle de Oaxaca y elaborada a base de cacao, maíz, hueso de mamey y rosita de cacao.

Top
A %d blogueros les gusta esto: