A BALCON: El PRI y Meade se Burlan de los Ciudadanos

Por: Alfonso Jurado Gómez/
La tan mentada iniciativa para terminar con el fuero de los funcionarios, parece que solo quedó en una llamarada de petate. Primero la cámara baja (Diputados) para quedar bien con el aspirante a la presidencia del PRI, José Meade, dieron el visto bueno al documento, pero como marca la ley, esta iniciativa debería ser aprobada por la cámara alta (Senadores), quienes ya la bloquearon y ahora ellos redactarán una nueva, misma que regresará a los Diputados y viceversa.
Es decir, se trata de ganar tiempo y que se lleven a cabo las elecciones, para que dependiendo del resultado se hagan los ajustes necesarios, y si es necesario, este documento no pase. Estos sucesos tan perversos siempre los lleva a cabo la clase política y es para afianzar sus intereses, sin importar lo que el pueblo quiera.
Además, esta ley jamás pasará mientras el PRI y PAN sean la mayoría en el congreso, de ambos lados existen personajes que tienen cuentas pendientes con la ley y no sólo de México, también con Estados Unidos.
El líder de los tricolores en la Cámara de Diputados no tiene cuentas pendientes con la justicia gringa, pero el senador Emilio Gamboa Patrón, líder del PRI en la cámara alta, si tiene una demanda en los Estados Unidos en la que dice que está vinculado con el crimen organizado, en especial con el narco.
Es lógico que cuando esta iniciativa fue promovida por Meade, Gamboa Patrón vio en peligro el manto que lo protege y de inmediato quiere ganar tiempo. La mayoría en el senado priista frenó la iniciativa para solidarizarse con el jefe, quien por cierto es de los grandes ganadores con la venta derivada de la Reforma Energética. Otro funcionario metido en problemas con la justicia gringa es Manlio Fabio Beltrones, quien de perder el fuero, casi de inmediato tendría que presentarse al otro lado del río Bravo.
A lo anterior habrá que sumar a ex gobernadores que todavía tienen pendientes algunas demandas de tipo judicial. El que ahora vive el peso de la ley gringa es Yarrington, a quien extraditaron de Italia, lugar donde se había escondido por varios años con otro nombre. Los casos son muchos y faltaría espacio, pero los aquí nombrados aparecen en la lista de personajes buscados por las leyes de Estados Unidos.
Se trata de todo un circo que hasta ahora cumplió su objetivo, desviar la atención y ser el termómetro en las aspiraciones de Meade. Para conseguirlo se recurrió al método más antiguo de la política: LA MENTIRA.

Top
A %d blogueros les gusta esto: